Seguidores

20 de mayo de 2015

DISTINTAS FORMAS DE MIRAR EL AGUA de Julio LLamazares

La novela comienza con dos citas que creo que están muy bien escogidas ya que resumen a la perfección lo que Julio LLamazares quiere contar en su libro. Son éstas:

"Junto a los ríos de Babilonia nos sentábamos y llorábamos acordándonos de Sión" -Libro de los salmos-

"Gasté mi vida en el trabajo de volver"- Ángel Fierrro-


Y es que "Distintas formas de mirar el agua" es la historia de una pérdida, en este caso el pueblo donde nacieron y donde pasaron parte de su vida casi todos los personajes de esta novela a causa de la inundación de ese pueblo para la construcción de uno de esos pantanos que tenemos por España.

Y digo personajes y no protagonistas porque precisamente el que más protagonista podría ser es la persona fallecida (el esposo, padre, abuelo y suegro de los personajes que tienen voz en la novela) cuyas cenizas va la familia a esparcir por el agua del pantano que cubre el pueblo.

Pero si hay un protagonista absoluto es el agua (como metáfora de una vida pasada) y la distinta forma de mirarla de cada uno de los personajes de esa familia que tuvo que empezar de cero en un lugar tan distinto a su pueblo de origen.

Cada uno de los miembros de la familia acuden al acto de despedida del padre con pensamientos distintos sobre la vida que llevaban anteriormente y sobre lo que supuso para cada uno, en el transcurso de su propia existencia, ese cambio forzado de lugar y de prácticamente todo lo demás.



Me gustó mucho la estructura que tiene la novela. Cada capítulo corresponde al nombre de uno de los miembros de la familia y está narrado siempre en esa primera persona que es el personaje que lo cuenta. Eché de menos, quizás un poco más de diferencia en la forma de contar de unos y otros(que no en el fondo porque cada persona cuenta algo distinto desde un punto de vista diferente y cuanta más se alejan en edad unos de otros mayor es esa diferencia, lógicamente), pero bueno tampoco quita nada de lo bueno de la novela.
Siempre me llaman mucho la atención este tipo de novelas, películas, etc donde un mismo hecho es visto o contado desde distintas perspectivas dependiendo del personaje que lo esté contando, y es que lo mismo ocurre en la vida real, claro, aquello de todo el mundo cuenta la feria...
No hay un narrador en tercera persona, asistimos siempre a los pensamientos de cada uno.



Los capítulos son cortos lo que la hace una novela ágil y que se lee fácilmente. Muy bien escrita y de las que deja un poso que invita a la reflexión posterior una vez terminada.

Es una novela que yo recomendaría, entretenida, fácil de leer y que, desde luego, "cuenta algo".


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...